“Ganar o perder un partido depende de las ganas que tengas de jugar el último tanto”
BJÖRN BORG

Solemos pensar que el éxito es el resultado de lo que hacemos, llegar al final, cruzar la meta, conseguir un objetivo.

A veces el objetivo es una misión vital, otras quizá solo es un propósito elegido, en algunas ocasiones una meta heredada que creemos que debemos lograr y otras veces, sencillamente el objetivo nos lo han impuesto y lo hemos aceptado.

El verdadero éxito siempre está en el aprendizaje y en el crecimiento que se produce durante el camino. Si llegamos al objetivo y no hemos crecido no hemos tenido éxito.

En el transcurso del proceso es donde se producen las relaciones, los descubrimientos. Es donde llegamos a conocernos de verdad, donde se genera la confianza y se pone a prueba nuestra capacidad de sacrificio.

Es en la travesía donde llegamos a nuestros propios límites, e incluso los sobrepasamos, y nos damos cuenta de que éramos capaces de mucho más de lo que creíamos. Siempre lo fuimos, pero sencillamente no lo sabíamos.

En el camino a la meta es donde rompemos mitos y creencias limitantes, donde ponemos a prueba nuestros valores, forjamos nuestra personalidad y sacamos de nuestras mismísimas entrañas nuestra identidad, que no es lo que hacemos sino aquello que realmente SOMOS.

En el camino, nos volvemos más fuertes y a la vez más humanos, más sensibles, más empáticos. Aprendemos que la única motivación posible es la que nace de dentro, es la que generamos nosotros con nuestra capacidad de creer.

El éxito es querer abandonar y no hacerlo, creer que no podemos más y aun así seguir adelante, es preguntarnos ¿Cuánto queremos lo que queremos? Y seguir respondiendo ¡MUCHO!, cada día. Éxito es afrontar la dificultad y seguir teniendo ganas.

Descubrir que vivir el proceso y superarlo nos hizo mejores. Eso es el éxito. La meta es simplemente un resultado.

El éxito es el contenido de nuestra existencia.

El siguiente tema es obligado, vamos a abordar el temido fracaso, no le tengas miedo, en realidad es un éxito que todavía no conocemos.

María Concepción Gordo
Coach, Formadora, Profesora e Investigadora en la UAM.